Perito Consejo: ¿Sabes qué son los protectores de sobretensión?

Imprimir

Las sobretensiones son subidas de tensión en la red eléctrica. Se producen cuando la tensión de la red es superior a la nominal.
Existen dos tipos de sobretensiones:


- Permanentes. Son sobretensiones por encima del 10% del valor nominal cuya duración se mantiene varios ciclos o de manera indefinida, normalmente se originan por
los cortes del neutro o defectos de conexión. Estas sobretensiones provocan graves daños en los equipos receptores llegándolos a dañar de manera progresiva acortando
así su vida útil o según el grado de sobretensión puede llegar a la destrucción inmediata del equipo e incluso provocar un incendio en la instalación.

- Transitorias. Estas sobretensiones son picos de tensión muy elevados y de muy corta duración que pueden llegar a dañar
los equipos conectados a la instalación eléctrica. Se originan normalmente por descargas atmosféricas (ej. caída de un rayo) y conmutaciones.

Precisamente para minimizar los efectos de estas subidas de tensión tenemos los protectores de sobretensiones. La protección de las sobretensiones viene regulada
por el Reglamento Electrotécnico De Baja Tensión (REBT2002) y sus Instrucciones Técnicas Complementarias (ITC), en base a esta normativa cualquier
instalación eléctrica ha de calcularse e instalarse según las indicaciones de este Reglamento de obligado cumpliento en todo el territorio nacional cuya finalidad
es tal y como establece en su artículo 1:

" - Preservar la seguridad de las personas y los bienes.
  - Asegurar el normal funcionamiento de dichas instalaciones y prevenir las perturbaciones en otras instalaciones y servicios.
  - Contribuir a la fiabilidad técnica y ala eficiencia económica de las instalaciones."

El artículo 16.3 del REBT establece que: "Los sistemas de protección para las instalaciones interiores o receptoras para baja tensión impedirán los efectos de las sobreintensidades y sobretensiones que por distintas causas cabe prever en las mismas y resguardarán a sus materiales y equipos de las acciones y efectos de los agentes externos. Asimismo ,y a efectos de seguridad general, se determinarán las condiciones que deben cumplir dichas instalaciones para proteger de los contactos directos e indirectos".


Estas condiciones se determinan en la ITC23 estableciendo como obligatorio el uso de dispositivos de protección frente a las sobretensiones transitorias en los siguientes casos: cuando la instalación esté alimentada o incluya líneas aéreas, en el caso de que se pueda poner en riesgo la vida humana (servicios de seguridad, centros de emergencia, equipos médicos en hospitales) la vida de los animales (explotaciones ganaderas, piscifactorías...), si el riesgo de fallo pudiera afectar a los servicios públicos, a actividades agrícolas o industriales no interrumpibles o a los sistemas de alumbrado de emergencia no autónomos. En el resto de situaciones sólo lo recomienda. En cuanto a las sobretensiones permanentes no existe ninguna ITC que  explique cómo debemos proteger las instalaciones de ellas por lo que el sistema se basa en que una vez detectada la sobretensión se interrumpe el servicio.

Por lo que se desprende de la ITC23 no sería obligatorio el uso de protectores de sobretensiones en todos los casos y tampoco en la mayoría de las viviendas.

No obstante esta normativa se viene complementando con normativa específica por parte de las Comunidades Autonómicas que en el caso de Andalucía por ejemplo viene a reforzar la obligatoriedad de estos dispositivos en cualquier instalación eléctrica, así se establece en la Resolución de 5 de Mayo de 2005 de la Dirección General de Industria, Energía y Minas, por la que se aprueban las Normas Particulares y Condiciones Técnicas de Seguridad de la empresa distribuidora de energía eléctrica,  Endesa Distribución SLU, en el ámbito de la Comunidad Autónoma de Andalucía. Esta resolución viene a declarar como obligatorias las Normas Particulares y Condiciones Técnicas y de Seguridad de Endesa Distribución, SLU en el ámbito de Andalucía para todas las instalaciones que promueva dicha empresa y para las promovidas por otras empresas o entidades que se conecten a ellas. Si vamos a la Guía vademécum para instalaciones de enlaces en baja tensión de Endesa nos encontramos en la sección 4.7.2 relativa a los dispositivos de mando y protección que "Los dispositivos generales e individuales de mando y protección serán, como mínimo:

- Un interruptor general automático de corte omnipolar que permita su accionamiento  manual  y  que  esté  dotado  de  elementos  de  protección contra sobrecarga y
cortocircuitos. Este interruptor será independiente del interruptor de control de potencia.
- Dispositivos destinados a la protección contra sobretensiones permanentes.
- Dispositivos destinados a la protección contra sobretensiones transitorias.
- Un  interruptor  diferencial  general,  destinado  a  la  protección  contra  contactos indirectos   de   todos   los   circuitos;   salvo   que   la   protección   contra   contactos
indirectos se efectúe mediante otros dispositivos de acuerdo con la ITC-BT-24.
- Dispositivos  de  corte  omnipolar,  destinados  a  la  protección  contra  sobrecargas  y
cortocircuitos de cada uno de los circuitos interiores de la vivienda o local (5 para electrificación básica y 12 para elevada), cuando corresponda."

Por lo tanto al menos en Andalucía es obligatorio la protección de sobretensiones, transitorias y permanentes, en cualquier instalación eléctrica con lo que conseguiremos evitar los posibles daños producidos por causas externas a la instalación.

 

Tags:

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y su experiencia al usarlo. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido. Si sigues navegando sin cambiar la configuración, aceptas el uso de cookies en nuestro sitio. Para encontrar más información de las cookies que usamos y como gestionarlas por favor visite nuestra Política de privacidad.

  Acepto cookies de esta web
EU Cookie Directive Module Information