Perito Consejo: ¿Eres de los que usas toallitas húmedas? Si lo haces, no las tires al wc.

Imprimir

El uso de este tipo de toallitas se ha ido extendiendo y ha pasado de ser un producto para la higiene de los bebés a ser un producto con

múltiples usos en el hogar, este crecimiento ha ido en paralelo con el incremento de atascos en arquetas de  viviendas, comunidades de vecinos y alcantarillado en las ciudades.

 

El atasco de baños por culpa de las toallitas húmedas se está convirtiendo en una de las causas más habituales de atasco en casas y comunidades de vecinos. En la siguiente imagen mostramos una de nuestras últimas intervenciones, un atasco provocado por la acumulación de toallitas en el bajante de la instalación de saneamiento que provocó el rebosamiento del bote sifónico y múltiples daños.

 

Daños provocados por atasco de toallitas húmedas. 

 

Es una práctica habitual arrojar estas toallitas al váter como si fueran papel higiénico y la diferencia está en que el papel cuando llega a la red de saneamiento se rompe y disgrega mientras que las toallitas llegan prácticamente intactas pero además durante el recorrido se deshilachan y se entrelazan entre ellas y junto a otros residuos generan lo que ya se conoce como los “monstruos de las cloacas”, incluso aunque algunas marcas de toallitas indiquen que son biodegradables hay que decir que no se degradan con tanta facilidad y la clave en este caso es el tiempo ya que de nada sirve que el proceso de degradación dure años cuando lo realmente importante es que lo hagan en el mismo momento en el que llega a la red de saneamiento. 

 

Arqueta atascada en Huelva. Fuente: El País.
Arqueta atascada en Huelva. Fuente: El País.

 

 

El problema está en que estos atascos no son sólo un problema doméstico sino que están provocando graves daños por atascos en las redes de saneamiento de las ciudades, según la Asociación Europea de Empresas de Abastecimiento y Saneamiento las toallitas cuestan entre 500 y 1.000 millones de euros anuales en depuración de aguas en toda Europa. 

 

En España ya es fácil encontrar este tipo de  atascos en las redes de saneamiento como el último caso ocurrido en Valencia el pasado mes de septiembre donde una bola de más de 1 kilómetro de largo de toallitas ha colapsado el principal conductor de aguas residuales de la ciudad, un  colector de 5 metros de ancho por 2,4 de alto, una gracia teniendo en cuenta que los responsables municipales han estimado que el coste de la actuación es de 2.200.000 € a lo que hay que sumar las periódicas revisiones y reparaciones de bombeo, los pequeños desembozos, y las actuaciones en el resto de la red de saneamiento, coste que saldrá de las arcas públicas que a fin de cuentas somos los ciudadanos.

 

En definitiva, se necesita más concienciación por parte de la ciudadanía para no arrojar este tipo de tejido al water y es que a pesar de lo poco que valen nos cuestan mucho no solo económicamente sino también por el impacto medioambiental ya que las toallitas suelen acabar en el mar y los ríos con el consiguiente daño al entorno.

 

 

 

 

 

 

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y su experiencia al usarlo. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido. Si sigues navegando sin cambiar la configuración, aceptas el uso de cookies en nuestro sitio. Para encontrar más información de las cookies que usamos y como gestionarlas por favor visite nuestra Política de privacidad.

  Acepto cookies de esta web
EU Cookie Directive Module Information