Perito Consejo: ¿Has preparado ya tu casa para el frio?

Imprimir

A pesar del buen tiempo que estamos disfrutando y que nos hace pensar que aún seguimos en verano no podemos olvidar que estamos en otoño y que debemos preparar nuestro hogar para el temido frío.



En el Perito Consejo de hoy queremos daros algunas claves para tener una casa bien climatizada y así ahorrar energía y mantener un hogar acogedor y cálido durante los próximos meses.

1. Chimenea limpia y segura. Una chimenea sucia puede provocar una mala evacuación de gases llegando incluso en algunos casos a producir un incendio, para evitarlo recomendamos la limpieza y mantenimiento de la chimenea una vez al año. Es necesario limpiarla a fondo eliminando la ceniza y el hollín que se deposita en las paredes, para ello podemos contratar los servicios de un profesional o bien hacerlo nosotros mismos utilizando alguno de utensilios y sistemas que encontramos en el mercado como la tradicional escobilla, las pastillas que limpian y mejoran el tiro o el leño deshollinador.

Con la siguiente imagen queremos mostrar un ejemplo de porqué se debe mantener limpia la chimenea. El pasado invierno en una de nuestras intervenciones como peritos de seguros acudimos a la vivienda de un asegurado por un siniestro que pudo tener consecuencias fatales, un siniestro en el que por el mal estado de la chimenea salió la llamarada hacia abajo por el llamado "efecto chimenea", en la imágen podemos ver cómo quedó y hacernos una idea de las graves consecuencias que se hubieran dado si el asegurado no lo hubiera apagado a tiempo, como fue el caso.


Incendio provocado por la obstrucción de la chimenea.

 

En las siguientes imágenes podemos ver otra intervención en la explosión de las conducciones de evacuación de humos precisamente por el  mismo motivo, falta de mantenimiento y limpieza.

Los conductos con el paso de tiempo y el uso del fuego se van recubriendo de hollín y otros residuos de la combustión dando lugar a la creosota una sustancia altamente inflamable. Cuando estos residuos se enfrían en el interior del tubo obstruyen la salida de humos, hacen que la chimenea no tire bien y que expulse los humos hacia fuera por la misma embocadura u hogar a la habitación, pero no solo provoca obstrucciones sino que la creosota en si misma es un material inflamable que por cualquier chispa del hogar podría desencadenar un incendio como ocurrió en el siniestro que ilustramos.

En la primera imagen vemos cómo quedó la chimenea por fuera y en la siguiente el conducto de evacuación por dentro.

En esta última imagen podemos ver el estado en el que quedaron las conducciones de evacuación de humos tras la explosión.

Conducciones de evacuación de humos.

 

2. Mantenimiento del sistema de calefacción. Revisa los sistemas de calefacción que tengas instalados en casa, revisa la caldera, corrige las posibles pérdidas de presión y purga los radiadores, si no lo haces el aire puede impedir el paso del agua caliente a ciertas partes del circuito provocando ruidos molestos y que algunas partes del sistema no alcancen la temperatura deseada. Recuerda que si tu sistema de calefacción funciona correctamente conseguirás mayor confort y menor consumo.

El purgado de radiadores mejora el rendimiento del sistema de calefacción.


3. Limpia los canalones. Retira las hojas y otros residuos que se van acumulando antes de que empiecen las lluvias, si no lo haces se pueden obstruir provocando daños mayores en la canalización.


4. No dejes que se filtre el frio por las ventanas. Revisa que no haya grietas en los espacios que existen entre la ventana y la pared, si las hay recúbrelas con masilla y con masilla resistente al agua en las grietas exteriores. Durante el frío no olvides mantener las ventanas cerradas  para conservar el calor interior y reducir el gasto energético. Si tu presupuesto lo permite plantéate instalar ventanas de doble acristalamiento para aislar aún mas tu casa del frio.

Aisla ventanas y puertas.


5. Aisla las puertas. Instala burletes en las puertas para evitar filtraciones del aire y mantener la temperatura óptima en el hogar.


6. Cuida las tuberías que quedan en la interperie. Si estás en una zona muy fría recúbrelas de material aislante, evitarás que se congelen y estallen.

Con estos interesantes consejos tu casa estará lista para soportar el frío y mal tiempo propios del invierno. ¡¡Ponte manos a la obra y que el invierno no te pille por sorpresa!!.

 

 

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y su experiencia al usarlo. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido. Si sigues navegando sin cambiar la configuración, aceptas el uso de cookies en nuestro sitio. Para encontrar más información de las cookies que usamos y como gestionarlas por favor visite nuestra Política de privacidad.

  Acepto cookies de esta web
EU Cookie Directive Module Information