Perito Consejo: Evita accidentes con los braseros y estufas.

Imprimir

Con la llegada del frío volvemos a hacer uso de braseros y estufas para combatirlo y es que a pesar de existir otros sistemas de calefacción el brasero y la mesa camilla es un básico en muchas viviendas, de hecho es muy común que la mayoría de incendios domésticos en estas fechas se produzcan precisamente por alguna causa relacionada con los braseros.

Para evitar incendios y minimizar los riesgos inherentes a estos sistemas de calefacción queremos dar algunas claves a tener en cuenta cuando hagamos uso de braseros y estufas:

1- No utilices los calentadores con resistencia para secar la ropa ni siquiera si es un radiador de aceite, en estos casos cuando la prenda cubre el radiador puede provocar una bolsa de calor que puede llevar a la inflamación de los materiales que rodean al aparato.

2- Mucho cuidado con las faldillas de la mesa camilla, a veces se cuelan y pueden llegar a arder.

Faldillas quemadas en un incendio provocado por un brasero.

  

3- Deja un espacio entre los calefactores y braseros y los materiales combustibles de la vivienda como cortinas, manteles e incluso el propio sofá. En esta imagen os mostramos una de nuestras intervenciones en un siniestro en el que se acercó tanto el brasero al sofá que acabó ardiendo.

 

4- A la hora de enchufar varios elementos de producción de calor (brasero, calefactor, radiador...) evita hacerlo en la misma toma eléctrica sobre todo si vas a usar los famosos ladrones de corriente, no tienen dispositivos de corte eléctrico ni las obligatorias tomas de tierra. En este caso utiliza regletas de conexión, eso sí, verifica que están homologadas con el logotipo CE y que soporta la demanda de vatios de este tipo de electrodomésticos, por ejemplo 5.000W. 

5- Apaga el brasero si no lo estás utilizando, esta es una de las causas más comunes por las que se producen un incendio. Si vas a comprar uno búscalo con temporizador así minimizarás los riesgos.

Ten en cuenta estos consejos cuando utilices estos sistemas de calefacción, el riesgo existe pero con precaución y sentido común podemos ahorrarnos más de un disgusto.

Tags: ,

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y su experiencia al usarlo. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido. Si sigues navegando sin cambiar la configuración, aceptas el uso de cookies en nuestro sitio. Para encontrar más información de las cookies que usamos y como gestionarlas por favor visite nuestra Política de privacidad.

  Acepto cookies de esta web
EU Cookie Directive Module Information